Extreme Endeavors comenzó los negocios en Englewood, Colorado con un cliente, Lucent Technologies. El objetivo principal detrás de este primer proyecto era proporcionar asistencia a Lucent Technologies en el diseño de las comunicaciones por satélite. Después de este primer proyecto el dueño de Extreme Endeavors se dirigió a la Antártida por un año como gerente de la estación en la base del Polo Sur.

El desarrollo comienza a transformar nuestra investigación en tecnología para apoyar infraestructura crítica. Distribuidores de agua alrededor de Virginia Occidental se acercaron a Extreme Endeavors solicitando una mejor manera de controlar la distribución de agua a miles de clientes, y nosotros respondimos. 

Extreme Endeavors comienza su primer contrato con el gobierno con el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA para ayudar con la instalación de hardware que hemos diseñado para apoyar la investigación científica. Sería difícil encontrar algún negocio que pueda reivindicar que su primer mayor contrato lo dejó en la cima de una montaña de la Antártida. 

Inicia la elaboración del sistema de apoyo basado en la nube para nuestros sistemas de monitoreo. La programación que proporciona al usuario la interfaz para el monitoreo basado en la red de nuestros sensores comenzó . Sin embargo, este concepto no se detuvo ahí, nuestro sistema de nube fue desarrollado para controlar la salud de una red.

Se le otorga a Extreme Endeavors el primer proyecto Fase I SBIR de los Institutos Nacionales de Salud. Nuestro objetivo para este proyecto fue diseñar un sistema de monitoreo de signos vitales para bomberos. El proyecto luego dió lugar a la Fase II con los Institutos Nacionales de Salud y un adicional SBIR con SOCOM.

 

Extreme Endeavors se expande para proporcionar investigación, desarrollo y una división de atención al cliente para migrar nuestra innovación para apoyar la infraestructura crítica.

Extreme Endeavors es contratado por Greer Lime para iniciar uno de los proyectos más grandes de monitoreo de cuevas conocidos. Este proyecto, con un comienzo espectacular, todavía está en marcha hoy y se ha convertido en el estándar para la vigilancia del medio ambiente dentro de las cuevas.

Back to top